Cómo alquilar tu vivienda más rápido con unos pocos consejos

Si tienes problemas para encontrar un inquilino adecuado, hoy te vamos a contar cómo alquilar tu vivienda o propiedad antes con unos pequeños consejos.

 

¿Cómo alquilar tu vivienda más rápido?

Debes entender que no hay fórmulas secretas para alquilar tu casa, pero con algunos consejos por expertos inmobiliarios y sentido común podemos llegar a acelerar el proceso.

Lo primero, es ponerse en lugar del inquilino. Piensa que tipo de vivienda te gustaría alquilar: ¿te gustaría una casa oscura y fría donde seguramente tengas que hacer alguna reforma o en una casa cálida, acogedora y lista para entrar a vivir?.

 

Arregla y reforma la casa

Nadie quiere vivir en una casa donde de antemano ya sabe que va a tener que hacer reformas o que tiene obras cada dos por tres. No solo por las molestias que ocasionan, sino por tener que llamarte a todas horas para que te hagas cargo de las distintas averías.

Una casa reformada te va ahorrar muchos quebraderos de cabeza y tiempo. Y lo mejor de todo es que tus inquilinos van a estar contentos. Dale una capa de pintura a aquellas habitaciones que lo necesiten, cambia las bombillas y reparar todo lo que esté estropeado. En el caso de los materiales de reforma, no hagas una chapuza, invierte en materiales de calidad. Es mejor que dejes las cosas como están que hagas una inversión a medias. Normalmente, las habitaciones que se deben renovar sí o sí pasado un tiempo son la cocina y el baño.

 

Cambia los muebles y electrodomésticos

Un grave problema que se comete normalmente, es que los electrodomésticos sean anticuados. Una televisión, un buen sofá y unos muebles nuevos pueden hacer milagros, especialmente en la cocina y salón. En el caso de tener una cocina de gas, es una buena opción es cambiarla por una cocina vitrocerámica.

Lo primero es actualizar los electrodomésticos que más consumen como la nevera, la lavadora y el horno y aquellos que sean antiguos. Esto no solo va a mejorar en el consumo menor al inquilino, también dará una apariencia de vivienda moderna, limpia y apetecible de alquilar.

En el caso de la cocina, cambiar los muebles, el horno y la vitrocerámica son fundamentales. Contar con un buen plato de ducha, un buen espejo y lavabo con mueble son aspectos claves a la hora de alquilar tu casa más rápido.

 

Una imagen vale más que mil palabras

Una vez tu casa esté en excelentes condiciones, debes hacer fotografías de tu propiedad, ya que serán el punto de partida para los potenciales inquilinos, y es probable que las utilicen para decidir si la alquilan o no. Contrata los servicios de profesionales si no te ves capaz, una buena imagen de tu vivienda será decisivo. Lo bueno de sacar tú las imágenes es que ahorras un dinero. Sin embargo, piensa que el retorno que obtienes por una inversión de este tipo bien merece la pena.

Generalmente, lo primero que llama la atención de una casa o propiedad es la imagen. Y es que en una sociedad digital como la nuestra la mayoría de las propiedades se alquilan online, por lo que es importante contar con fotografías de calidad. No pienses que por tener un móvil con una buena cámara ya es suficiente.

Además, no es aconsejable sacar tú las imágenes a menos que tengas unas técnicas básicas de fotografía. No pienses que por tener un móvil con una buena cámara ya es suficiente.

 

Lista detallada de servicios y características

Una de las mejores maneras de conseguir que su propiedad se alquile más rápido es crear un listado detallado y completo de los puntos positivos y características del piso o casa.

Asegúrate de ser lo más específico y completo posible; los inquilinos generalmente saben lo que están buscando, y si tu descripción cumple con todos sus criterios, ten por seguro que llamarán más veces que a otro propietario que no es tan específico.

A continuación, te detallamos algunas de las cosas que debes mencionar al hacer la descripción de tu propiedad.

  • Dimensiones exactas de las habitaciones en metros cuadrados (cocina, dormitorios, sala de estar, etcétera)
  • Cosas permitidas y cuáles no, por ejemplo, restricciones para mascotas.
  • Suelos de madera o alfombras.
  • Listado de electrodomésticos, servicios como aire acondicionado, calefacción y la antigüedad de los mismos.
  • Servicios adicionales (en caso de haberlos), como piscina, garaje o trastero.
  • Comenta cómo es el vecindario y anota las conexiones y distancia de la casa a las paradas del transporte público cercano como autobús o metro.

Cualesquiera que sean los puntos fuertes de tu casa, destácalos y asegúrate de hacérselos saber a los potenciales inquilinos.

Y con estos consejos acabamos este artículo de cómo conseguir alquilar tu casa antes de lo normal. Recuerda, si tienes dudas o no sabes cómo conseguir un inquilino perfecto, no lo dudes y ponte en nuestras manos.